23 de junio de 2011

SISTEMA MUSCULAR: CÉLULA MUSCULAR Y CONTRACCIÓN


El músculo esquelético está formado por haces de fibras musculares esqueléticas que recorren por lo general toda la longitud del músculo. Se las denomina fibras en lugar de células debido a su forma filiforme.
Las fibras musculares esqueléticas tienen muchas de sus partes estructurales iguales a las de otras células. Sin embargo, algunas llevan nombres distintos en las fibras musculares.
- Sarcolema: es la membrana plasmática de la fibra muscular.
- Sarcoplasma: es el citoplasma.
- Retículo sarcoplásmico: es una estructura análoga aunque no idéntica, al retículo endoplásmico de otras células; contienen una red de túbulos y sacos.
- Miofibrillas: son haces de fibras muy finas que se extienden a lo largo de toda la fibra muscular llenando casi todo el sarcoplasma.
- Miofilamentos: existen los finos y gruesos, son fibras mucho más delgadas y forman las miofibrillas.
- Sarcómero: es la unidad anatómica estructural muscular, es el segmento comprendido entre dos líneas Z sucesivas.
- Túbulos T: es otra estructura única de las células musculares, un sistema de túbulos transversales.


Excitación y contracción
Un impulso nervioso alcanza el extremo de una neurona motora, poniendo en marcha la liberación del neurotransmisor acetilcolina. La acetilcolina se difunde rápidamente a través de la hendidura de la unión neuromuscular y se fija a los receptores acetilcolínicos de la placa motora terminal de la fibra muscular. La estimulación de los receptores acetilcolínicos inicia un impulso, que se desplaza por el sarcolema, a través de los túbulos T, hasta los sacos del retículo sarcoplásmico.
El retículo sarcoplásmico libera Ca2+ en el sarcoplasma, donde se une a moléculas de troponina en los miofilamentos finos. Las moléculas de tropomiosina de los miofilamentos finos se deslizan, descubriendo los puntos activos de la actina. La miosina cargada de energía atraviesa los puentes cruzados de los filamentos gruesos, se une a la actina y utilizan su energía para tirar de los miofilamentos finos hacia el centro de cada sarcómero. Cuando los miofilamentos finos se deslizan más allá de los miofilamentos gruesos, toda la fibra muscular se contrae.




Relajación
Una vez finalizado el estímulo, el retículo sarcoplásmico comienza a bombear activamente de nuevo Ca2+ a los sacos. Cuando el Ca2+ es separado de las moléculas de troponina, la tropomiosina vuelve a su posición, cubriendo los puntos activos de la actina.
Los puentes cruzados de miosina no pueden unirse a la actina, de manera que ya no pueden mantener la contracción. 



2 comentarios:

  1. no me sirve de nadaaaaaaaaaaaa buuuuuuuuu

    ResponderEliminar
  2. Esperamos que en tu próxima búsqueda puedas encontrar en nuestro blog la información que necesites.
    ¡Saludos!

    Paula

    ResponderEliminar